LA CORRESPONDENCIA JUANITICA. Parte 1/2

DEL PADRE Y DEL HIJO

Rev.  Javier Agüero Vega

En el logón o frase 15 del Evangelio Gnóstico de To-más, también considerado co-mo el V Evangelio o el testi-monio de puño y letra del Maes-tro Jesús, él dice: “Cuando veáis al que no nació de vientre de mujer, postraos sobre vuestro rostro y ado-radle: Él es vuestro padre”.

Esta idea es concu-rrente con la expresada sólo por Juan en su evangelio “Nadie subió al cielo sino el que bajo del cielo, el hijo del hombre que está en el cielo” (Jn.3:13) En esta circunstancia cabe preguntarse, ¿Qué es el Hijo y qué otro es el hijo del hombre?

La costumbre de sobre nombrar pepe a los Josés deviene de los tiempos de Jesús, cuando a José el desposado con María se le adjuntaba a su nombre las letras p.p., que significaban “padre putativo o padre supuesto.” En aquel tiempo estaba claro lo que era y lo que no era ser un padre y un hijo, pero desde la percepción hebrea, donde el hijo es el 50% del padre. La tradición hebrea moderna del “bar mitzvá” se sustenta en el Mishnah,  que describen a los trece años como la edad en la que una persona es obligada a observar los 613 mandamientos de la Torá. ¿Por qué los 13? Porque el valor numérico del dios Yod-He-Vau-He, es 26 de donde 13 resulta según ese concepto, el valor numérico del hijo o del tiempo de adquirir los deberes y derechos de la comunidad hebrea.

Cuando Jesús fue hecho el Mesías o  hijo de ese dios, se le adjuntó doce discípulos, para que él fuese el trece.  Trece es un número que asocia la fe del pue- blo hebreo y de allí, entre otras muchas coincidencias, las trece colonias fundadoras de Norte América, cuyos primeros habitan- tes llegados de Europa pasaron de ser colonos a ser peregrinos.

Esa concepción, con la que fue invadida la teología cristiana, requiere en el caso de Jesús, de llenar ese otro 50% con naturaleza casi divina y por ello se sustrae la concepción humana de Jesús y se le impone la otra concepción a través de un ser celeste o angélico. Con el correr de los tiempos y de las críticas razonadas, la propia naturaleza de María tuvo que esterilizarse y así fue elevada a la categoría exclusiva de mujer prístina a través de su moderna e Inmaculada Concepción. (Bula Ineffabilis Deus, Pío IX, Papa de 1846 a 1878).

Para la Gnosis de Jesús y Juan, la relación Padre e Hijo, son de plenitud: “Salí del Padre y regresó a El” (Jn. 16:28); “Como el Padre tiene vida en sí mismo así el hijo también la tiene” (Jn. 5:26) “Uno soy con el Padre” (Jn.17:21); esto significa que si bien el hijo proviene del padre, no es parte de él sino la plenitud de él pero en otra dimensión.

El Padre es Invisible (nadie lo ha visto jamás, <Jn.5:37>) y está en vibración o movimiento (mi padre hasta ahora trabaja, <Jn. 5:17>), y sus atributos son In manifestado e Ilimitado y el hijo se convierte en su primera polaridad al ser Manifestado pero igualmente Ilimitado.

El Hijo es la Unidad en tanto el Padre es el Cero. El Binario representa el otro aspecto de Dios, lo femenino y se constituye en la segunda polaridad de Dios al ser igualmente Manifestado que el Hijo pero ahora su alcance es más reducido y su cualidad es Limitado.

La prelación Padre, Hijo, Espíritu Santo, es muy clara para la Gnosis, sólo que la iglesia la ha cambiado para su beneficio, como otras cuestiones históricas, filosóficas y metafísicas. Tanto en lo macro como en lo micro, el orden es el mismo y así Jesús y Juan dijeron:  Si me fuera os enviare al Consolador <Jn.16:7>; Pues no había venido el Espíritu Santo por cuanto Jesús no había sido aun glorificado <Jn.7:39>


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: